Blog

Grandes detalles para ser un gran socio (parte 2)

el sardinero

Tal y como se abordó anteriormente, existen muchas características que deben desarrollarse para poder convertirse en un gran socio de negocios, y son estos grandes detalles los que eventualmente podrán marcar una diferencia entre una sociedad exitosa y una fallida.

La confianza es algo que se forja con el tiempo y las acciones que se lleven a cabo entre dos indivíduos. Para el caso de las asociaciones empresariales, mantener la confianza con tu socio es de suma importancia, pues es sobre ésta que se construyen todas las buenas relaciones. En un ámbito donde ambos estarán involucrados en la economía del otro, debe existir una confianza absoluta para que funcione adecuadamente.

Por otro lado, debes contar con una buena reputación en el ámbito para poder desarrollarte como un gran socio. Esta es una característica que puede sonar complicada, aún más cuando se han llevado a cabo intentos anteriores de establecer un negocio exitoso. Sin embargo, contar con buena reputación en el ámbito empresarial para el cual quieres formar una sociedad te permitirá mejorar en el punto anterior, es decir, en la confianza que transmitirás a tu socio desde un inicio.

El compromiso hacia el negocio es una de los últimos grandes detalles que puedes desarrollar para convertirte en un gran socio. Para esto, debes estar consciente de que cualquier sociedad de negocios, sea con objetivos a corto, mediano o largo plazo, requiere de un importante compromiso para poder superar los obstáculos que se presenten en el día a día. Si no tienes la posibilidad de ofrecer a tu socio el mismo nivel de compromiso que él o ella esté dispuesto a dar, perderá rápidamente el interés en continuar con la organización.

Finalmente, a pesar de que hayamos trabajado en la confianza y el compromiso que ofreceremos a nuestro socio y viceversa, debemos asegurarnos de plasmar todos los acuerdos a los que lleguemos por escrito, y hacer esto de manera legal. Muchos podrán tener la idea de que un acuerdo verbal o un simple apretón de manos es más que suficiente para formar una sociedad con otra persona, pero la historia pone de manifiesto que siempre será mejor establecer todo en un documento con poder legal para determinar qué sucederá si cualquiera de las dos partes decide romper con los acuerdos.

Como hemos podido apreciar, existe una larga lista de grandes detalles que podemos mejorar en nosotros mismos, y que a su vez deberemos buscar en otras personas, para convertirnos en un gran socio en cualquier tipo de organización que deseemos formar con otros individuos, cuyas metas sean afines a las nuestras pero también que puedan aportar nuevas habilidades y características a las que nosotros tenemos.

En El Sardinero contamos con arcones empresariales que pueden servir como detalles para fortalecer sus relaciones empresariales ya sea con sus socios o con sus clientes. Detalles como éstos son gratos en cualquier época.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *