3 formas de manejar la ansiedad a través de la salud intestinal

Jorge Carlos Fernández Francés El Sardinero
Jorge Carlos Fernández Francés El Sardinero

Nuestra salud física está fuertemente ligada a nuestra salud mental. Los estudios han demostrado que los desequilibrios en las bacterias intestinales pueden provocar algo más que molestias físicas. Cuando las toxinas se filtran de sus intestinos, se desencadena una respuesta inflamatoria y su intestino se transforma en un entorno de microbiomas no saludables. Esta reacción digestiva, también conocida como síndrome de «intestino permeable», se convierte en un problema mayor más allá de las paredes intestinales.

Se pueden manifestar síntomas físicos, tales como:

  • Fatiga crónica
  • Dificultad para concentrarse
  • Dolores de cabeza
  • Trastornos autoinmunes
  • Condiciones de la piel
  • Deficiencias nutricionales
  • Dolor en las articulaciones

¿Sabía que los síntomas de salud mental también pueden ocurrir por un intestino permeable? Aquellos que sufren de microbiomas desequilibrados tendrán más probabilidades de luchar contra la depresión, la ansiedad y el TDAH. Según Johns Hopkins Medicine, esto puede explicar por qué las personas con síndrome del intestino irritable (SII) tienen más probabilidades de desarrollar depresión y ansiedad.

Este artículo cubrirá tres formas de manejar su ansiedad a través de la salud de su intestino. Como siempre, asegúrese de revisar primero cualquier cambio de estilo de vida y dietético con su médico.

Concéntrese en su dieta

La típica “dieta occidental” consiste en un alto consumo de carnes rojas, alimentos azucarados y productos lácteos ricos en grasas. Las personas tienden a pasar por alto el valor de los alimentos fibrosos, que ayudan en la digestión, la pérdida de peso y el equilibrio del azúcar en la sangre.

Trate de encontrar formas de incorporar superalimentos en su dieta, como aguacates, brócoli, salmón y nueces. Estos alimentos están llenos de ácidos grasos omega-3 saludables y fibra que reducen la ansiedad, mejoran la salud intestinal y reducen la inflamación.

Toma probióticos y prebióticos

Es posible que deba considerar tomar probióticos y probióticos si:

  • Padece uno o más trastornos de ansiedad/estado de ánimo
  • Siempre te estas enfermando
  • Tienes alergias o asma.
  • Tienes bajos niveles de energía.

Los prebióticos son fibras vegetales que fomentan el crecimiento de bacterias saludables en el intestino. Los alimentos como los espárragos, los plátanos, el ajo y las alcachofas son excelentes fuentes de prebióticos.

Los probióticos, por otro lado, son microorganismos vivos que pueden ayudar con el equilibrio intestinal y la digestión. Puede tomar suplementos tanto de probióticos como de prebióticos, los cuales han demostrado reducir la ansiedad y la depresión, regular el metabolismo y apoyar un microbioma intestinal saludable.

Priorizar la digestión

Cuando estamos ocupados, a menudo comemos refrigerios o comidas rápidas que son las más eficientes para nuestros horarios. Cuando descuida su dieta o no le da tiempo a su cuerpo para digerir adecuadamente, su intestino tendrá más dificultades para retener los nutrientes y mantener el equilibrio. Esto puede conducir a dolores de cabeza, fatiga, ansiedad y depresión.

Después de comer una comida completa y saludable, permítase la oportunidad de descansar y digerir. De esa manera, su cuerpo podrá producir jugos gástricos para descomponer los alimentos y absorber los nutrientes. Una mejor digestión promueve un intestino más saludable y, en última instancia, reduce los síntomas de ansiedad y depresión.

Comprender la conexión cerebro-intestino

Cuando pone su salud intestinal en primer lugar, está fomentando una perspectiva más saludable para su bienestar físico y mental. Tómese el tiempo para ajustar su dieta, tomar suplementos nutricionales y digerir alimentos nutritivos. ¡Tu instinto y tu mente te lo agradecerán!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.